No soy un economista, soy un estudiante común y corriente, pero en mi opinión personal, no hay nada más bajo, marginal, deshonesto y dañino para el país que los bachaqueros.

Para alguien que no sea de Venezuela: se denomina bachaquero a la persona que compra productos regulados por el gobierno (productos que se venden realmente muy barato al público) para revenderlos al triple de su precio original y lucrarse así de ello. El bachaqueo funciona porque hay una escasez generalizada de productos de primera necesidad en el país: la gente tiene miedo de no conseguir comida y accede a pagar precios muy altos por ella.

Mientras en otros países las ventas de garaje son de ropa y cosas que la gente ya no usa, aquí es de lo más normal encontrarse ofertas de:

Laptops y tablets Canaima

Las canaimitas son laptops que el gobierno REGALA a los estudiantes de primaria y bachillerato. Recientemente regalaron tablets a estudiantes de varias universidades del país ¿Qué hace algo así subastándose en un grupo en Facebook? I don’t know :^]

El lado positivo es que muchas personas han desarrollado habilidades extraordinarias en el manejo de software y han logrado instalarle a esos aparatos Windows 7 y 8, una muestra de que si vas a hacer las cosas tienes que hacerlas bien.

Shampoo y toallitas intimas

Esto puede parecer gracioso y sorprendente, pero si, también se venden esta clase de artículos, y al parecer es un buen negocio, si estás dispuest@ a soportar las tremendas colas para comprarlos y después revenderlos.

Cupos viajeros

Debido al control cambiario que tenemos en Venezuela, no es posible acceder directamente a las divisas (dólares) para viajar al exterior, por el motivo que sea. Primero hay que pasar por una enorme (y absurda) cantidad de trámites. Mientras que en otros países para viajar simplemente necesitas tener dinero para el boleto de avión y los gastos de estadía, aquí se necesitan los 7 horrocruxes de Voldemort, 2 muestras del sudor del Papa, poseer una tarjeta de crédito en un banco del estado (difícil de obtener), pasaporte (igual de difícil de obtener), y mucha suerte. No entraré en detalles sobre cuál es el negocio de comprar cupos viajeros. El hecho es que abundan este tipo de anuncios.

Trueques de todo tipo

Si, volvimos al siglo XIX. ¿Quién necesita dinero en efectivo si puedes hacer trueques?. Lo mejor de todo es que siempre hay un producto regulado o de primera necesidad involucrado en el trueque. Es tan loco este asunto que puedes llegar a ver gente cambiando desodorantes por harina de trigo o pañales por aceite vegetal. Olvídate de MercadoLibre, la gente de verdad hace sus negocios con trueques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *